Hace un par de semanas la Señorita María Toro nos decía que tenía que dejar nuestro colegio, que un nuevo reto se le ponía por delante en el camino de su vida y no podía dejarlo pasar.
 
En estos años en los que ha dado tanta vida ha dejado una huella imborrable, y ayer los alumnos de su clase decidieron demostrárselo con una fiesta sorpresa, para la que prepararon incluso unas camisetas y en la que intentaron devolverle todo el cariño que su señorita les ha dado en este tiempo.
 
Desde el colegio queremos agradecer a María todo lo que nos ha aportado: su alegría, su creatividad, y sobre todo su cariño a los niños. Y queremos desearle mucha suerte para el futuro. Estamos seguros de que los que tengan de aquí en adelante la suerte de contar con ella serán muy afortunados.

[envira-gallery id=»4098″].