El pasado sábado comenzaron los grupos, y lo hicieron con un fantástico día de convivencia en los Pinares de Aznalcázar. Lo pasaron en grande, primero con un original juego ambientado en el universo Pokemon y remataron el día compartiendo el almuerzo, risas, juegos y canciones.

[envira-gallery id=»5664″]